Archivo Categorías : usos redes sociales


Identidad Digital, dinámicas para trabajarla y usos seguros de Redes Sociales

La gestión de la identidad digital y los usos seguros en las redes sociales es algo que preocupa a todos, madres y padres, profesorado, centros educativos, estudiantes… y aunque las propias redes sociales emplean medidas para garantizar dicha seguridad la realidad es que estas medidas son insuficientes.

Ya en el año 2010 comenzamos a trabajar en el tema de la Identidad Digital de los más jóvenes y en el diseño de dinámicas para trabajar con éstos los usos seguros de las redes sociales y la gestión de su propia identidad. Siempre que hablo de este tema me gusta destacar a modo de curiosidad que la primera vez que fuimos a un IES a hacer este tipo de dinámicas comenzamos con las clases de  4º de la ESO y Bachillerato y al año siguiente ya nos demandaron asistir a clases de 1ª de la ESO. Además en alguna ocasión se han realizado estas dinámicas en centros de primaria con alumnado de 5º y 6º.

Es importante que desde los centros educativos se aborde esta realidad y  no se mire hacia otro lado. En muchos casos se puede pensar que los menores de 14 años (en nuestro país ya que en el resto del mundo es a los 13) no pueden estar en las redes sociales y que por tanto no es necesario trabajarlo o se opta por la opción más rápida que es la prohibir el acceso desde los centros educativos atajando de lleno un problema que se deja sin solucionar. La realidad nos muestra que los más jóvenes están en las redes, solo hay que ver datos de informes como The Cocktail Analysis, KIDS Online, E-España de la Fundación Orange, entre otros muchos o pasearse un rato por Facebook o Twitter para encontrarse con los más jóvenes (hijos, primos, sobrinos, hijos de amigos, alumnos…) participando activamente en las mismas.

Las soluciones que se ofrecen desde las propias redes sociales o la prohibición de acceder a las mismas desde los centros educativos es solo una respuesta “técnica” a un problema educativo. En la redes sociales se está y es por eso que desde la educación tenemos que apostar por enseñar a los más jóvenes a estar en estos espacios en los que pasan la mayor parte del día y de la noche y a los que casi el 100% de usuarios accede desde cualquier lugar a través de sus dispositivos móviles (con lo que todo eso implica desde el punto de vista de la seguridad a la hora de compartir estados y ubicaciones). Algunas de estas ideas se comparten en el siguiente vídeo:

 

Además del trabajo llevado a cabo en diferentes centros educativos con dinámicas y vídeos a los que ya hemos hecho alusión en otras entradas de este blog, desde hace unos años estamos pidiendo a los alumnos, futuros educadores sociales (en mi caso), que diseñen sus propias dinámicas entendiendo que éste puede ser parte importante de su trabajo futuro como educador social. Algunos temas importantes que trabajamos con ellos y que deben tener en cuenta a la hora de diseñar las dinámicas son los siguientes (Boyd, 2014):

  • Los medios sociales son el corazón de la cultura contemporánea y son ya una parte cotidiana de la vida. Estos medios ofrecen a los más jóvenes un espacio de expresión y una oportunidad de participar en la vida pública que no le ofrece el entorno presencial. Aunque las herramientas son diferentes las prácticas y necesidades son las de toda la vida. La necesidad de socializar, compartir, auto expresarse y la lucha por la privacidad es algo que existe antes de Internet. La realidad es que los medios para hacerlo son distintos pero lo que hacemos en ellos no es nada nuevo.
  • El público en red y lo que se comparte en la misma tiene características distintas, que no son nuevas, pero la relación de unas con otras en red genera oportunidades diferentes y temas sobre los que trabajar mediante diferentes dinámicas:
    • Persistencia de la información: hace alusión a la durabilidad de las expresiones y del contenido en línea. La información va a seguir ahí, no es algo efímero.
    • Visibilidad: la audiencia potencial a la que va dirigida la información es muy amplia. No olvidemos la estructura de red de las redes sociales y lo fácil que es llegar de un punto a otro dentro de las mismas.
    • Extensión: la facilidad con la que el contenido puede compartirse hace que de forma muy rápida se pierda el control de la información compartida.
    • Posibilidad de búsqueda: la facilidad para encontrar contenido en las redes (sobre todo desde que Facebook ha mejorado su buscador y permite no solo buscar personas sino contenido publicado por las mismas).
  • El “colapso de los contextos” es otra idea muy importante. Si yo como adolescente que me quiero integrar en mi grupo de iguales llevo a cabo una serie de actuaciones en las redes, que quizá en un futuro no muy lejano me pueden perjudicar, o lo que es divertido en mi pandilla del colegio no lo es en mi grupo del conservatorio, se está produciendo este “colapso” por el hecho de que en las redes sociales no puedo determinar la audiencia.

Y todo lo anterior debe encajar con otra idea que me parece muy necesaria que es la de “dejar a los niños ser niños” y si lo que les divierte es estar en las redes, expresarse en ellas y socializarse dejemos que lo hagan pero no les pidamos necesariamente que se tengan que divertir como nosotros lo hacíamos hace unas décadas porque lo que ahora les divierte es otra cosa. Enseñemos a los más jóvenes a estar en las redes al igual que les enseñamos a comportarse en la calle, en el colegio o en el parque. Teniendo en cuenta los aspectos comentados anteriormente se están diseñando por parte de alumnos de la Facultad de la Educación dinámicas muy interesantes que comentaremos más adelante en otro post y que estarán disponibles en la zona recursos de esta página.

No hay otra respuesta que no sea la educativa para abordar este fenómeno que como decíamos al principio nos preocupa a todos y por eso seguimos abordándolo y trabajándolo en la formación inicial de los futuros titulados de la Facultad de Educación, con diferentes perspectivas pero siempre con propuestas prácticas que aborden los temas clave mencionados:  persistencia de la información, visibilidad, extensión, colapso de los contextos….

Para saber un poco más:


Algunos datos sobre las Redes Sociales 6

Como ya viene siendo habitual ultimamente mi trabajo se está centrando en las redes sociales y los usos que principalmente hacen los jóvenes de éstas. En esta entrada presento los datos más destacados que he ido encontrando y que pretenden ofrecer una panorámica de las redes sociales lo más actual posible.
En el informe “Las TIC en los hogares españoles”, correspondiente al segundo trimestre de 2009, se recoge que el gasto medio en Internet de los hogares en España asciende a 525 millones de euros. De manera general se puede comprobar, en función de estas cifras, que la inversión de los hogares españoles en Internet es bastante considerable. Pero más allá de los datos económicos que siempre ayudan a hacerse una idea general de la situación actual, cabe preguntarse: ¿Qué datos tenemos de las redes sociales?, ¿Qué redes sociales son las más utilizadas?, ¿Hay un grupo de edad que haga un mayor uso de estas herramientas? , ¿Qué hacemos en las redes sociales?
A continuación vamos a intentar dar respuesta a todos estos interrogantes comprobando que las redes sociales se han convertido en un espacio de interacción social entre los más jóvenes que además de para divertirse, comunicarse, jugar, cotillear…suponen un espacio privilegiado de aprendizaje y conocimiento que es interesante tener en cuenta dentro del ámbito educativo.
Según datos del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación a principios de 2009 el 69% de los usuarios de redes sociales en España correspondía a la franja de edad de los 15 a los 34 años. Concretamente un 36,5% se corresponde con la franja de edad de los 15 a los 24 años y el 32,5% entre los 25 y 34 años. La franja de edad de los 35 a los 49 años está representada por un 21%, de los 50 a los 64 años encontramos un 8% de usuarios y de las 64 en adelante un 2%.
Tomando como base los datos del décimo estudio de La Sociedad de la Información en España, realizado por la Fundación Telefónica, encontramos que para el año 2009 el uso de las redes sociales entre los jóvenes ha aumentado un 500%. Estos datos, además de mostrarnos la importancia y la presencia de las redes sociales en nuestro país, nos hacen ver que es necesario ser cauteloso a la hora de presentar información de este tipo de fenómenos puesto que van aumentando con gran velocidad.
Como hemos podido comprobar con los datos anteriores, son los jóvenes los principales usuarios de las redes sociales en nuestro país. Un reciente estudio titulado “La generación interactiva en España: niños y adolescentes ante las pantallas”, analiza entre otras cosas los usos principales que hacen los niños y los adolescentes (6 a 18 años) ante las diferentes pantallas (televisión, ordenador, videojuegos, móvil…). Principalmente los adolescentes utilizan las pantallas para comunicarse (Messenger, email, SMS, chat), conocer (visitar web, descargar contenidos…), compartir (fotos, videos, redes sociales…), divertirse (juegos en red, radio y TV digital) y consumir (compras online). Estas cinco acciones principales, que los niños y adolescentes llevan a cabo mediante diferentes herramientas telemáticas, pueden realizarse todas a la vez con una sola herramienta: Las redes sociales. Formando parte de una red social es posible comunicarse (chat, comentarios, mensajes privados), conocer (publicar y consultar información, enlaces a páginas web), compartir (fotos, videos, archivos, enlaces), divertirse (aplicaciones juegos…) y consumir (publicidad, enlaces a compras online…).

 

“Las herramientas de red social permiten a los adolescentes desarrollar en un mismo espacio las acciones principales que realizan con frecuencia mediante diferentes herramientas

 

Los jóvenes están en la red teniendo una presencia importante y cada vez mayor en las redes sociales. Concretamente, según el informe de las generaciones interactivas, un 71% de los jóvenes españoles (14-17 años) se encuentra en alguna red social, alcanzando un 85% en los jóvenes de 17 años. Continuando con los datos de este mismo informe, tal y como podemos comprobar en la imagen siguiente, la red social por excelencia más utilizada entre los adolescentes españoles es Tuenti, seguida a lo lejos de Facebook, Windows Live Spaces, Hi5, MySpace y por último Linkedin (probablemente por el carácter profesional de esta).

 

Por último, cabe preguntarse cuáles son los usos principales que los jóvenes  hacen de las redes sociales. Partiendo de los datos del Instituto de Tecnologías de la Comunicación, encontramos que en primer lugar una de las acciones que más se lleva a cabo es la de compartir o subir fotos (70%), seguida del envío de mensajes privados (62%). Comentar fotos de amigos es también una de las acciones más realizadas (55%) junto con la de etiquetar a gente en las fotos (35%). Otras acciones que también se llevan a cabo en las redes sociales aunque con menor frecuencia son: buscar información de interés (25%), descargar aplicaciones (19,3%), descargar juegos (9,5%) y buscar empleo (8,5%).
Las acciones que los jóvenes llevan a cabo en las redes sociales son variadas aunque la mayoría de ellas están relacionadas con la publicación de fotos, comentarios, información personal….en definitiva acciones que suponen mostrar en la red aspectos de nuestra vida privada y que en ocasiones pueden desencadenar problemas e inconvenientes de diferente tipo. Por este motivo todas las plataformas de red social ofrecen a los usuarios opciones para proteger la información que publican y de ese modo garantizar la privacidad, opciones que no siempre son suficientes, aunque sobre este tema profundizaremos más adelante.
FUNDACIÓN TELEFÓNICA (2010). La Sociedad de la Información en España 2009 (documento en línea) http://e-libros.fundacion.telefonica.com/sie09/aplicacion_sie.html
INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGÍAS DE LA COMUNICACIÓN (2009) Estudio sobre la privacidad de los datos personales y la seguridad de la información en las redes sociales online (documento en línea) www.inteco.es
XAVIER BRINGUÉ, X. Y SADABA, C. (2009). La generación interactiva en España: niños y adolescentes antes las pantallas (documento en línea) www.generacionesinteractivas.org

Las redes sociales las hacen las personas

Recientemente, bueno no se si desde hace un tiempo he dejado de hacerlo, he estado trabajando sobre los usos de las redes sociales sobre todo entre los más jóvenes. Intentando reflexionar sobre los tipos de redes que existen y sobre los usos que se hacen de cada una de ellas, he llegado a la conclusión de que independienteme del tipo de red social del que formemos parte, las redes sociales las hacen las personas y el tipo de contacto y conexión que establezcan con los miembros de su red.

 

 

Los usos que se hacen de las redes sociales por parte de los miembros de éstas  son muy variados, desde retomar contacto con antiguas amistades, a comunicarse con conocidos, publicar y comentar fotos, crear y mantener comunidades profesionales, aunque de manera general, podemos establecer tres grandes grupos de redes sociales en función de la finalidad principal para el que han sido creadas y que no tiene que coincidir necesariamente con el uso real que le dan los usuarios, estos tres tipos de redes son: redes sociales profesionales, redes sociales generalistas y redes sociales especialidazas.
Las redes sociales profesionales se caracterizan porque han sido creadas específicamente para poner en contacto a profesionales de todos los ámbitos laborales facilitando de ese modo a los usuarios la creación y el mantenimiento de una red de contactos desde el punto de vista laboral. Dentro de este grupo encontramos plataformas como Xing, Linkedin, Neurona, que ofrecen al usuario la posibilidad de crear un perfil centrado en aspectos laborales y académicos.
Por otra parte encontramos otro gran grupo de redes sociales, que podríamos catalogar como generalistas, en las que la finalidad principal para la que han sido creadas es la de poner en contacto y facilitar la comunicación entre diferentes personas. El uso de estas redes está más relacionado con el ocio y con aspectos personales. Dentro de este grupo de redes  encontramos plataformas como Facebook, Tuenti, Orkut, Hi5, Badoo…que ofrecen al usuario la posibilidad de establecer una red de contactos personal en la que entran a formar parte todos los contactos que el propio usuario solicite y/o acepte tras recibir una solicitud de amistad. En este tipo de redes sociales, puesto que la información que se comparte tiene un carácter personal (fotos, comentarios, datos personales), la red de contactos que se establece suele ser parecida o igual a la red de contactos que se tienen de manera presencial. Es importante y deseable si atendemos a aspectos de privacidad y seguridad que exista entre los miembros de estas redes cierto conocimiento previo.
Además de los dos grandes grupos anteriores, podemos establecer un tercer grupo en el que entrarían a formar parte redes sociales especializadas en diferentes ámbitos. Dentro de este grupo podemos encontrar plataformas como  por ejemplo MySpace en la música o Trendtation en la moda, que permiten al usuario establecer una red de contactos en base a intereses concretos. La información principal que solicitan estas redes se centra en los aspectos específicos de cada una, por ejemplo en MySpace se solicita información sobre los grupos favoritos, se facilita la publicación de música propia para el lanzamiento de grupos… La red de contactos personal de cada usuario se va creando y ampliando en función de los gustos o afinidades concretas de cada persona.
Es importante destacar, que aunque podamos agrupar las redes sociales en función del objetivo principal de cada una, los usos que cada miembro hacen de éstas no tienen porque coincidir con la finalidad para la que han sido creadas. Un usuario de una red social más centrada en aspectos profesionales puede establecer dentro de estas plataformas una red de contactos que no tiene que estar necesariamente vinculada por motivos laborales y que puede tener perfectamente un carácter personal o de entretenimiento. De igual modo un usuario de cualquier red social, sea cual sea el objetivo principal de ésta, puede establecer redes de contactos con perspectivas profesionales y/o laborales sin que tenga que formar parte necesariamente de una red social más profesional.
Independientemente de que  las posibilidades tecnológicas de cada herramienta de red social nos orienten hacia la creación de un tipo de red (general, específico, profesional, laboral…), el punto clave radica en los usos y la finalidad con la que cada usuario establezca sus redes de contactos personales. Las redes sociales las hacen las personas que las forman y el tipo de conexión y contacto que establezcan va a depender de los intereses y necesidades personales más que de los aspectos tecnológicos que configuran las herramientas.