Archivos etiqueta: alumnos


Cuando los alumnos te sorprenden…

Durante este segundo cuatrimestre estoy impartiendo, entre otras, la asignatura de Organización Escolar y Recursos de 1º de Grado en Primaria. En esta asignatura existen dos partes claramente diferenciadas aunque con relación entre sí, una primera parte dedicada a los recursos educativos y su uso en la escuela, y una segunda parte orientada a aspectos propios de la escuela como organización educativa.
 
El trabajo que estamos llevando a cabo en la asignatura es totalmente distinto al que he realizado en años anteriores y es que gracias a que mi compañera Linda Castañeda me ha animado a dar el salto, he comenzado junto a ella (que da la clase de la misma asignatura pero en otro grupo) a trabajar por tareas.
 
Los alumnos trabajan por grupos dentro de los que desempeñan diferentes roles. Cada rol supone una tipo de entrada en el blog grupal diferente y todo el grupo trabaja junto para una tarea en común. En cada uno de los roles se invita a los alumnos a la originalidad por lo que se procura en todo momento no dar instrucciones muy concretas sobre el ¿cómo hacer las cosas?, sólo se específica el ¿qué? Viene ocurriendo que cuando a un grupo se le ocurre una idea, por ejemplo, hacer un vídeo para contar la historia del grupo…encuentras después grupos que empiezan a hacerlo, o un Prezi (es sorprendente cuando Prezi llega a la vida de los alumnos)…y así con varias cosas más. Pero hay veces en las que encuentras cosas que no esperas, cosas que te sorprenden gratamente, cosas en las que jamás habrías pensado y que no habrías sido capaz de enseñarles y es que a veces…esa llamada a la originalidad, tiene respuesta. 
Aquí os dejo el resultado del trabajo de la “exploradora externa” del grupo MEYA, que encontró esta original forma de presentar su trabajo semanal consistente en buscar noticias en el exterior de la clase relacionadas con la tarea en cuestión….

Facebook en clase: Una experiencia con alumnos de Pedagogía

Aunque la idea llevaba dándome vueltas desde hace un tiempo, fue en septiembre de 2011, preparando la asignatura de Innovación Tecnológica y Enseñanza para alumnos de 5º de Pedagogía, cuando decidí que era el momento de empezar a trabajar con alumnado universitario dentro de un grupo en Facebook. Así pues y con un poco de incertidumbre ante la reacción de éstos, decidimos entre mi compañero Francisco Javier Soto y yo empezar a trabajar con los alumnos en la red social Facebook.
 
El objetivo principal con la puesta en marcha de esta experiencia fue aprovechar los espacios de interacción y comunicación en los que la mayoría de los alumnos universitarios pasa su tiempo (ver datos de usuarios de Facebook y Tuenti) y que se generan dentro de las redes sociales en las que residen (White, 2011) incluso cuando están haciendo otro tipo de tareas como acudir a clase en la universidad o trabajar, todo esto (entre otras cosas) gracias a las cada vez mejores y fáciles posibilidades de conexión de internet móvil y al desarrollo de aplicaciones de estas plataformas (más de 425 millones de usuarios activa mensualmente la opción de uso de Facebook móvil según datos de esta red social para diciembre de 2011).
 
Por otra parte, otro de los objetivos que nos propusimos con esta experiencia fue que los futuros licenciados en pedagogía no queden al margen de esta realidad y entiendan los espacios virtuales como lugares en los que es posible la interacción educativa, que aprendan cómo funcionan, que comprendan mecanismos de participación y sean capaces de gestionar, publicar y compartir información desde el punto de vista profesional más allá de los usos personales realizados por cada uno.
Puesto que hay dos líneas dentro de la titulación de Pedagogía (A y B) y dentro de cada una de ellas el clima, la interacción entre alumnos y el profesorado es diferente se elaboraron dos grupos de trabajo diferenciados, denominados: 5ºA de Pedagogía Universidad de Murcia y 5ºB de Pedagogía Universidad de Murcia. Las normas, criterios y condiciones de participación en ambos grupos fueron las mismas.
Una vez elaborados los grupos, durante los primeros días de clase se expusieron las condiciones de participación y se organizó la misma de manera que se garantizara la participación de todos los alumnos evitando que ésta se concentrara en aquellas personas más activas. Por tanto se organizó la participación en torno a los grupos de trabajo propuestos dentro de la asignatura. Cada semana un grupo sería el responsable de mantener las publicaciones dentro del grupo de Facebook, además de encargarse de fomentar la participación del resto de compañeros. A pesar de que la participación se organizó en torno a grupos, dentro de estos grupos se debería gestionar de forma autónoma la participación de todos los miembros.


 

Por libraryman http://www.flickr.com/photos/libraryman/2666165239/
Formar parte de un grupo nos permite comunicarnos con sus miembros de manera sincrónica (chat) y  asincrónica (muro, correo, publicaciones). Los formatos a través de los que se puede publicar información también son variados, desde crear documentos de texto, plantear preguntas-votaciones, publicar fotos, videos, enlaces a páginas webs. Además de que las posibilidades más características de las redes sociales como la ampliación de nuestra red de contactos permite a los miembros del grupo ponerse en contacto con profesionales, asociaciones, colectivos de interés para su desarrollo personal y profesional, por lo que el grupo de creo de manera abierta para facilitar y fomentar la participación de cualquier persona interesada en el tema.
Para ser parte del mismo grupo en Facebook no necesitamos tener a sus miembros como contactos por lo que es una opción interesante para trabajar con los alumnos sin necesidad de tenerlos en nuestra lista de “amigos” y evitar de ese modo mezclar espacios personales, tanto por parte de los alumnos como del profesorado.
 
Las posibilidades de participación y comunicación dentro del grupo en Facebook son muy variadas por lo que se propuso emplearlas adecuadamente en función de las necesidades e intereses de cada uno de los grupos participantes. Entre algunas de las condiciones propuestas para la partición encontramos:
  • Cada grupo como mínimo debía publicar dos noticias relevantes y actuales relacionadas con las TIC y la educación y comenzar a dar a conocer al resto de los compañeros su trabajo grupal, sobre el que podían y debían enlazar información de interés, pedir ayuda a los compañeros, etc…
  • Todos los alumnos eran libres de comentar y reflexionar sobre las aportaciones realizadas por los responsables de publicar información esa semana. Esta intervención es deseable.
  • Se aconseja publicar además de noticias relevantes, artículos, presentaciones, enlaces a blogs e información interesante relacionada con la asignatura.
A final de curso se facilitó un cuestionario a los alumnos con la intención de conocer la satisfacción con la experiencia realizada y la opinión de éstos respecto a la mejora en el desarrollo de la asignatura trabajando dentro de una red social como Facebook. Aunque el cuestionario sigue abierto (presentaré los datos y las propuestas de mejora más adelante) los primeros datos recopilados muestran una satisfacción general por parte de todos los alumnos participantes que afirman, entre otras cosas, que es un medio motivador mediante el que acceder de manera rápida y sencilla a información relevante relacionada con la asignatura. La satisfacción por parte del profesorado también ha sido elevada. Aunque la asignatura terminó en enero, el grupo sigue activo y los alumnos lo siguen utilizando como medio de comunicación para todo tipo de cuestiones relacionadas con la vida universitaria.
Referencias:
 
Cocktail Analysis (2011) Infographic about spanish Social Networks users. Documento en líneaconsultadoel 2 de enero de 2012 en http://www.tcanalysis.com/category/estudios/
 
Facebook (2012). Facebook Statistics. Consultado el 12 de marzo en http://newsroom.fb.com/
 
Orange (2011) Informe eEspaña. Documento en línea consultado el 24 de abril de 2012 en http://fundacionorange.es/fundacionorange/analisis/eespana/e_espana11.html
 
White, D. (2010) Not ‘Natives’ & ‘Immigrants’ but ‘Visitors’ & ‘Residents’. Documento en línea consultado el 14 de abril de 2012 en http://tallblog.conted.ox.ac.uk/index.php/2008/07/23/not-natives-immigrants-but-visitors-residents/

Las redes sociales las hacen las personas

Recientemente, bueno no se si desde hace un tiempo he dejado de hacerlo, he estado trabajando sobre los usos de las redes sociales sobre todo entre los más jóvenes. Intentando reflexionar sobre los tipos de redes que existen y sobre los usos que se hacen de cada una de ellas, he llegado a la conclusión de que independienteme del tipo de red social del que formemos parte, las redes sociales las hacen las personas y el tipo de contacto y conexión que establezcan con los miembros de su red.

 

 

Los usos que se hacen de las redes sociales por parte de los miembros de éstas  son muy variados, desde retomar contacto con antiguas amistades, a comunicarse con conocidos, publicar y comentar fotos, crear y mantener comunidades profesionales, aunque de manera general, podemos establecer tres grandes grupos de redes sociales en función de la finalidad principal para el que han sido creadas y que no tiene que coincidir necesariamente con el uso real que le dan los usuarios, estos tres tipos de redes son: redes sociales profesionales, redes sociales generalistas y redes sociales especialidazas.
Las redes sociales profesionales se caracterizan porque han sido creadas específicamente para poner en contacto a profesionales de todos los ámbitos laborales facilitando de ese modo a los usuarios la creación y el mantenimiento de una red de contactos desde el punto de vista laboral. Dentro de este grupo encontramos plataformas como Xing, Linkedin, Neurona, que ofrecen al usuario la posibilidad de crear un perfil centrado en aspectos laborales y académicos.
Por otra parte encontramos otro gran grupo de redes sociales, que podríamos catalogar como generalistas, en las que la finalidad principal para la que han sido creadas es la de poner en contacto y facilitar la comunicación entre diferentes personas. El uso de estas redes está más relacionado con el ocio y con aspectos personales. Dentro de este grupo de redes  encontramos plataformas como Facebook, Tuenti, Orkut, Hi5, Badoo…que ofrecen al usuario la posibilidad de establecer una red de contactos personal en la que entran a formar parte todos los contactos que el propio usuario solicite y/o acepte tras recibir una solicitud de amistad. En este tipo de redes sociales, puesto que la información que se comparte tiene un carácter personal (fotos, comentarios, datos personales), la red de contactos que se establece suele ser parecida o igual a la red de contactos que se tienen de manera presencial. Es importante y deseable si atendemos a aspectos de privacidad y seguridad que exista entre los miembros de estas redes cierto conocimiento previo.
Además de los dos grandes grupos anteriores, podemos establecer un tercer grupo en el que entrarían a formar parte redes sociales especializadas en diferentes ámbitos. Dentro de este grupo podemos encontrar plataformas como  por ejemplo MySpace en la música o Trendtation en la moda, que permiten al usuario establecer una red de contactos en base a intereses concretos. La información principal que solicitan estas redes se centra en los aspectos específicos de cada una, por ejemplo en MySpace se solicita información sobre los grupos favoritos, se facilita la publicación de música propia para el lanzamiento de grupos… La red de contactos personal de cada usuario se va creando y ampliando en función de los gustos o afinidades concretas de cada persona.
Es importante destacar, que aunque podamos agrupar las redes sociales en función del objetivo principal de cada una, los usos que cada miembro hacen de éstas no tienen porque coincidir con la finalidad para la que han sido creadas. Un usuario de una red social más centrada en aspectos profesionales puede establecer dentro de estas plataformas una red de contactos que no tiene que estar necesariamente vinculada por motivos laborales y que puede tener perfectamente un carácter personal o de entretenimiento. De igual modo un usuario de cualquier red social, sea cual sea el objetivo principal de ésta, puede establecer redes de contactos con perspectivas profesionales y/o laborales sin que tenga que formar parte necesariamente de una red social más profesional.
Independientemente de que  las posibilidades tecnológicas de cada herramienta de red social nos orienten hacia la creación de un tipo de red (general, específico, profesional, laboral…), el punto clave radica en los usos y la finalidad con la que cada usuario establezca sus redes de contactos personales. Las redes sociales las hacen las personas que las forman y el tipo de conexión y contacto que establezcan va a depender de los intereses y necesidades personales más que de los aspectos tecnológicos que configuran las herramientas.